Acerca de Anna Maria

Odenenca living in Bangkok...

“No busques trabajo”

No busques trabajo. Así te lo digo. No gastes ni tu tiempo ni tu dinero, de verdad que no vale la pena. Tal como está el patio, con uno de cada dos jóvenes y casi uno de cada tres adultos en edad de dejar de trabajar, lo de buscar trabajo ya es una patraña, un cachondeo, una mentira y una estúpida forma de justificar la ineptitud de nuestros políticos, la bajada de pantalones eurocomunitaria y lo poco que les importas a los que realmente mandan, que por si aún no lo habías notado, son los que hablan en alemán.

No busques trabajo. Te lo digo en serio. Si tienes más de 30 años, has sido dado por perdido. Aunque te llames Diego Martínez Santos y seas el mejor físico de partículas de Europa. Da igual. Aquí eres un pringao demasiado caro de mantener. Dónde vas pidiendo nada. Si ahí afuera tengo a 20 mucho más jóvenes que no me pedirán más que una oportunidad, eufemismo de trabajar gratis. Anda, apártate que me tapas el sol.

Y si tienes menos de 30 años, tú sí puedes fardar de algo. Por fin la generación de tu país duplica al resto de la Unión Europea en algo, aunque ese algo sea la tasa de desempleo. Eh, pero no te preocupes, que como dijo el maestro, los récords están ahí para ser batidos. Tú sigue esperando que los políticos te echen un cable, pon a prueba tu paciencia mariana y vas a ver qué bien te va.

Por eso me atrevo a darte un consejo que no me has pedido: tengas la edad que tengas, no busques trabajo. Buscar no es ni de lejos el verbo adecuado. Porque lo único que te arriesgas es a no encontrar. Y a frustrarte. Y a desesperarte. Y a creerte que es por tu culpa. Y a volverte a hundir.

No utilices el verbo buscar.

Utiliza el verbo crear. Utiliza el verbo reinventar. Utiliza el verbo fabricar. Utiliza el verbo reciclar. Son más difíciles, sí, pero lo mismo ocurre con todo lo que se hace real. Que se complica.

Da igual que te vistas de autónomo, de empresario o de empleado. Por si aún no lo has notado, ha llegado el momento de las empresas de uno. Tú eres tu director general, tu presidente, tu director de marketing y tu recepcionista. La única empresa de la que no te podrán despedir jamás. Y tu departamento de I+D (eso que tienes sobre los hombros) hace tiempo que tiene sobre la mesa el encargo más difícil de todos los tiempos desde que el hombre es hombre: diseñar tu propia vida.

Suena jodido. Porque lo es. Pero corrígeme si la alternativa te está pagando las facturas.

Trabajo no es un buen sustantivo tampoco. Porque es mentira que no exista. Trabajo hay. Lo que pasa es que ahora se reparte entre menos gente, que en muchos casos se ve obligada a hacer más de lo que humanamente puede. Lo llaman productividad. Otra patraña, tan manipulable como todos los índices. Pero en fin.

Mejor búscate entre tus habilidades. Mejor busca qué sabes hacer. Qué se te da bien. Todos tenemos alguna habilidad que nos hace especiales. Alguna singularidad. Alguna rareza. Lo difícil no es tenerla, lo difícil es encontrarla, identificarla a tiempo. Y entre esas rarezas, pregúntate cuáles podrían estar recompensadas. Si no es aquí, fuera. Si no es en tu sector, en cualquier otro. Por cierto, qué es un sector hoy en día.

No busques trabajo. Mejor busca un mercado. O dicho de otra forma, una necesidad insatisfecha en un grupo de gente dispuesta a gastar, sea en la moneda que sea. Aprende a hablar en su idioma. Y no me refiero sólo a la lengua vehicular, que también.

No busques trabajo. Mejor busca a un ingenuo, o primer cliente. Reduce sus miedos, ofrécele una prueba gratis, sin compromiso, y prométele que le devolverás el dinero si no queda satisfecho. Y por el camino, gánate su confianza, convéncele de que te necesita aunque él todavía no se haya dado cuenta. No pares hasta obtener un sí. Vendrá acompañado de algún pero, tú tranquilo que los peros siempre caducan y acaban cayéndose por el camino.

Y a continuación, déjate la piel por que quede encantado de haberte conocido. No escatimes esfuerzos, convierte su felicidad en tu obsesión. Hazle creer que eres imprescindible. En realidad nada ni nadie lo es, pero todos pagamos cada día por productos y servicios que nos han convencido de lo contrario.

Por último, no busques trabajo. Busca una vida de la que no quieras retirarte jamás. Y un día día en el que nunca dejes de aprender. Intenta no venderte y estarás mucho más cerca de que alguien te compre de vez en cuando. Ah, y olvídate de la estabilidad, eso es cosa del siglo pasado. Intenta gastar menos de lo que tienes. Y sobre todo y ante todo, jamás te hipoteques, piensa que si alquilas no estarás tirando el dinero, sino comprando tu libertad.

Hasta aquí la mejor ayuda que se me ocurre, lo más útil que te puedo decir, te llames David Belzunce, Enzo Vizcaíno, Sislena Caparrosa o Julio Mejide. Ya, ya sé que tampoco te he solucionado nada. Aunque si esperabas soluciones y que encima esas soluciones viniesen de mí, tu problema es aún mayor de lo que me pensaba.

No busques trabajo. Sólo así, quizás, algún día, el trabajo te encuentre a ti.

Risto Mejide

Fuente: http://periodismoalternativoblog.wordpress.com/2013/05/20/risto-mejide-no-busques-trabajo/

El Feminismo y las pesadas

“Sois muy pesadas con el feminismo”, dicen los que aún no saben lo que les queda por aguantar. “Me aburre ya todo esto del feminismo”. Lo que, sorprendentemente, no parece aburrirles es ver cómo cada semana varias mujeres son asesinadas por sus (ex) parejas. Tampoco les aburre ver culos y tetas por todas partes; en publicidad, videoclips, programas de televisión… Especialmente cuando ni siquiera vienen a cuento. Tampoco les molesta ver anuncios, en los que se ofrecen servicios sexuales de chicas, ocupando varias páginas en la parte final de cualquier periódico. Tampoco les apena comprobar que diariamente, durante años, la última cara de un diario deportivo sea una chica desnuda. Tampoco les llama la atención que, mientras ellos salen de fiesta con abrigo, ellas lo hagan sin medias. Tampoco les irrita leer noticias sobre ablaciones de clítoris, violaciones múltiples, matrimonios forzados, niñas vendidas a terroristas como esclavas sexuales, mujeres sin derecho a voto, leyes medievales aplicadas contra mujeres… Eso no les irrita. Tampoco les agota saber que en España se produce, oficialmente, una violación cada ocho horas. Tampoco les indigna ver a mujeres sin ropa sujetando un paraguas a un motorista que, aparentemente, tiene manos.

32-933x445

Tampoco les incomoda saber que sus hijas, sus hermanas, sus amigas… se sienten intranquilas al volver solas de noche a casa, al ser acosadas por la calle o al tener que justificar comportamientos que sólo parecen corresponderles a los hombres. Con ellos no va la cosa. Tampoco les sorprende que el “Día de la Madre” el regalo estrella sea una plancha o una aspiradora. Ni que los catálogos recomienden para sus niñas trajes de princesa, bebés que se cagan y utensilios de cocina. Tampoco les molesta que el baño público para cambiar los pañales sea, tradicionalmente, el de mujeres. No han visto nunca el cartel. Y si lo han visto, no se acuerdan. Tampoco les hace reflexionar el hecho de que la mayoría de personas que sufren trastornos alimenticios sean chicas; para ellos es sólo fruto de la casualidad, no de la presión social a la que somos sometidas. Tampoco les inquietan los testimonios de aquellas mujeres que, en su profesión, tienen que demostrar el doble para que se les respete la mitad. Sólo son paranoias. Tampoco les aburre formar parte de páginas web en las que frases como “El no ya lo tengo; ahora voy a por la orden de alojamiento”, “Hoy follo, mañana juicio” ó “Si se esconde para mear, ya vale para follar” son el pan de cada día. Ese pan del que todos comen.

Nada. No les aburre nada. Sólo les aburres tú, diciendo que quieres que se te trate con respeto y dignidad. Pesada. Que eres muy pesada, colega

http://notelotomescomoalgopersonal.blogspot.com/2017/05/el-feminismo-y-las-pesadas.html

Soy feminista by Habichuelas Mágicas

Cada vez que una mujer dice “yo no soy feminista”:
  • Una mujer muere asesinada por el hecho de ser mujer
  • Una mujer es violada
  • Una mujer es vendida o alquilada
  • Una mujer sufre mutilación genital en el parto (episiotomía)
  • Una niña se casa con un señor
  • Una niña no puede ir al colegio
  • Una niña sufre mutilación total del clítoris (ablación)
  • Una niña es vendida o alquilada
  • Una niña es violada
  • Una niña muere asesinada por el hecho de nacer niña
Y lo de cada vez que una mujer dice es una licencia literaria que me acabo de tomar. Pero resulta que esto pasa en cada momento, a miles de mujeres, ahora mismo, cuando acabe de escribir este post y cuando me vaya a la cama esta noche.
Lo siento, pero me parece una aberración que con este panorama haya mujeres que digan que no son feministas. A veces incluso así, por las buenas, sin que les preguntes. Aparece el feminismo remotamente nombrado en una frase y se apresuran a aclarar: Yo no soy feminista. Casi con aspavientos, caminando hacia atrás, como si tener algo que ver con el feminismo fuera lo peor que pudieran pensar de una, como si el feminismo fuera algo así como adorar a Satán.
No, yo no soy feminista, no soy una feminazi, no soy una marimacho, no soy una bruja.

feminismo

Del fr. féminisme, y este del lat. femĭna ‘mujer’ e -isme ‘-ismo’.

1. m. Ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres.
¿Crees en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres? Pues entonces eres feminista. Todo lo demás es feminismo mal entendido y feminismo desprestigiado. Te diré más: Ni siquiera hay que ser una mujer para ser feminista, y sí, también hay hombres feministas.
¿Sigues sin convencerte? Vuelve a leer la definición. Es tan simple que da risa que alguna vez hayas defendido lo contrario. Solo leyendo la definición te darás cuenta de lo ridículos que son los peros, las afirmaciones del tipo ni machismo ni feminismo: igualdad. Porque el feminismo es igualdad, señoras, y ya basta de esconderse de él como si hubiera hecho algo malo. Al contrario. El feminismo ha conseguido que podamos desde estudiar hasta votar en unas elecciones. Y puede que algún día el feminismo consiga equiparar sueldos y una mayor representación de mujeres en puestos de poder.
¿Qué por qué hay que luchar por los derechos de las mujeres y no de los hombres? Pues porque los hombres ya los tienen. Es que también es tan simple que da risa, y hasta vergüencica ajena tener que dar explicaciones a eso.
Las feministas no pretendemos exprimir el esperma de los hombres y extinguirlos, inseminándonos artificialmente y abortando a los fetos varones. El feminismo ni siquiera es darle la vuelta a la tortilla, y que los hombres pasen al rango inferior y las mujeres dominen el mundo. Es más, si tanto miedo hay de que así fuera, es porque en realidad sabemos que hay una parte privilegiada y otra oprimida, y a esa parte privilegiada le da pavor pasar al otro lado. No hablo con esa parte. No discuto con trolls que mienten y ofenden desde su privilegio y que nunca van a querer admitir lo que es el feminismo, que les conviene tener y difundir la imagen distorsionada de él. Hablo con mujeres equivocadas, porque yo también estuve equivocada. Incluso en este blog, recuerdo haber dicho no ser feminista cuando estaba desinformada. Pero en cuanto leí un par de blogs, y sobre todo la definición (que no tiene discusión posible) en lugar de discutir me puse del lado que me tocaba. Y eliminé esa frase del post que la contenía, porque fuera ya de mi ignorancia, la frase “no me considero feminista” sí me da vergüenza.
Feminismo Blog
http://haikita.blogspot.com.es
Dale la vuelta a esta locura y tendrás el mundo en el que vivimos.
Que ser feminista no es necesariamente ser activista, igual que no todos los creyentes van a misa. Que hay feministas que enseñan las tetas y feministas que no desean cosificarse a sí mismas. Que hay feministas mujeres y hay feministas hombres. Y que el feminismo es avance y progreso, para las mujeres y para la población mundial.
Yo digo y me gusta decir que soy feminista, que en mi casa no hay estereotipos de género de ningún tipo, que educo a mi hija en conceptos de igualdad, desde ponerse la ropa que quiera a que cuando sea mayor podrá ser lo que quiera ser. Y lo más importante, educaré a mi hijo en los mismos términos de igualdad, y además en el respeto a las mujeres desde su pivilegio de hombre blanco. Porque esa también es otra: educar a un hombre blanco en una sociedad blanca para que defienda y respete sus raíces afro, también tiene que ser un reto.
Pero eso ya es otra historia…

Mediocres

forges

“Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es, de todo punto, necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.

Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros.

Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.

Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.

Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre.

Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.

Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros.

Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia.

– Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura.

– Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional.

– Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.

– Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado.

– Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.

– Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas.

– Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada.

– Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida.

– Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.

– Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad.

– Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo”.

FDO: Antonio Fraguas de Pablos (Forges)

Ley electoral forges.gif

Micromachismo. Presente en tu día a día.

Dice la Wikipedia: El micromachismo es una práctica de violencia en la vida cotidiana. Comprende un amplio abanico de maniobras interpersonales y se señala como la base y caldo de cultivo de las demás formas de la violencia de género o violencia machista: maltrato psicológico, emocional, físico, sexual y económico. Se trataría además de prácticas legitimadas por el entorno social, en contraste con otras formas de violencia machista denunciadas y condenadas habitualmente.

En la pareja, se manifiestan como formas de presión de baja intensidad, con las que las personas intentan detentar el poder y conseguir beneficios, en todos o en algunos ámbitos de la relación:

  • Imponer y mantener el dominio y su supuesta superioridad.
  • Reafirmar o recuperar dicho dominio.
  • Resistirse al aumento de poder personal o interpersonal.
  • Aprovecharse de dichos poderes
  • Aprovecharse del “trabajo cuidador”

Este magnífico reportaje de Documentos TV pone de manifiesto situaciones cotidianas a las que la sociedad se ha acostumbrado y aceptamos como normales, cuando no los son. Son situaciones que reflejan el machismo inculcado por el sistema patriarcal en el que vivimos. Para acabar con esto y cambiar las cosas, hay que empezar por detectarlo y no aceptarlo como algo “normal”.

El sueldo de los polític@s

Minientrada

Siempre he defendido que un/a político/a debe recibir un sueldo por el trabajo que hace, ¿pero qué sueldo? Uno acorde con la responsabilidad que tiene, ni más, ni menos. La administración pública no es la empresa privada, y si queremos que cualquier ciudadan@ pueda acceder a la política, los sueldos deben ser coherentes con lo que hay en el mercado. Dicho esto, si los tiempos que vive la sociedad española y catalana están marcados por recortes y congelación/bajadas de sueldos, en política se debería ser coherente y aplicar lo mismo. Ada Colau y su equipo creen que el sueldo mínimo x4 es suficiente por tener las más altas responsabilidades a nivel local en Barcelona, a mi personalmente me parece muy justo para los cargos que ocupan y más comparándolo con los sueldos de la empresa privada. Ser político no es trabajar gratis o casi. Esta gente manejan presupuestos de millones de euros, no lo olvidemos. ¿Pero proponer una bajada coherente y que el resto de grupos se opongan? Eso me parece una VERGÜENZA y más con las calamidades que están pasando muchos ciudadan@s. Ahí nos demuestran que están ahí para llevárselo calentito a final de mes y no porque se preocupen de hacer verdadera política por y para la gente. ‪#‎fuerabuitres‬‪ #‎queremospoliticxshonestxs‬

viñeta blog

Lee la noticia

CIUTAT MORTA, CIUDAD MUERTA, DEAD CITY.

Spainsh/English

En estado de shock… así he quedado tras ver las dos horas del documental “Ciutat Morta”. Para alguien como yo, que sigue manteniendo la ilusión por cambiar y mejorar las cosas, que sigue creyendo en que hay buena gente en política y que justamente de eso es de lo que andamos escasos… Alguien que ha visto como malas personas en el poder, han abusado de su posición por el simple placer de hacer daño y que lo ha sufrido junto a sus compañeros, pero que siempre ha creído en la justicia y en que la verdad y la honradez al final tendrían su recompensa… Ahora mismo esa persona, yo, estoy perdida, afligida, decepcionada y con miedo.
Aquí os dejo el documental de 2 horas con subtítulos en inglés y sacad vuestras propias conclusiones.

Shocked… It’s how I feel after watching this 2 hours documentary, “Dead City”. For someone like me, someone who still has a daydream of change and improvement, someone who still believes there are good politicians out there and that the main problem is the lack of them… Someone who has seen mean people suddenly getting into the power and how they used their position to destroy careers and honor with lies. Someone who suffered these abuses but that has always truly believed in justice, the power of truth… Right now this someone it’s me, I’m lost, I’m afflicted, disappointed and feeling awful, I’m scared.
Here is the 2 hours documentary with english subtitles, watch it and have your own opinion.

Video: CIUTAT MORTA. DEAD CITY.