Micromachismo. Presente en tu día a día.

Dice la Wikipedia: El micromachismo es una práctica de violencia en la vida cotidiana. Comprende un amplio abanico de maniobras interpersonales y se señala como la base y caldo de cultivo de las demás formas de la violencia de género o violencia machista: maltrato psicológico, emocional, físico, sexual y económico. Se trataría además de prácticas legitimadas por el entorno social, en contraste con otras formas de violencia machista denunciadas y condenadas habitualmente.

En la pareja, se manifiestan como formas de presión de baja intensidad, con las que las personas intentan detentar el poder y conseguir beneficios, en todos o en algunos ámbitos de la relación:

  • Imponer y mantener el dominio y su supuesta superioridad.
  • Reafirmar o recuperar dicho dominio.
  • Resistirse al aumento de poder personal o interpersonal.
  • Aprovecharse de dichos poderes
  • Aprovecharse del “trabajo cuidador”

Este magnífico reportaje de Documentos TV pone de manifiesto situaciones cotidianas a las que la sociedad se ha acostumbrado y aceptamos como normales, cuando no los son. Son situaciones que reflejan el machismo inculcado por el sistema patriarcal en el que vivimos. Para acabar con esto y cambiar las cosas, hay que empezar por detectarlo y no aceptarlo como algo “normal”.