Entendemos lo que esta pasando?

Cada vez me preocupa más ver lo que sucede a nuestro alrededor. La situación actual, la crisis financiera más severa que ha sufrido hasta ahora nuestro país. Y lo peor de todo, la información que tiene la ciudadanía al respecto, lo que comprendemos y lo que no, de todo lo que sucede.

Actualmente el poder financiero y económico no es el único que mueve el mundo. No nos olvidemos del poder de los medios de comunicación. Un poder enorme, que unos cuantos en este país parece que tienen muy claro, que deben dominar.

En Catalunya hemos tenido 2 tandas de elecciones en los últimos meses. Por una parte las autonómicas. Que desbancaron a un tripartit que llevaba 7 años gobernando, con sus más y sus menos, y soportando toda clase de críticas y ataques de la derecha más rancia del país. 7 años que deberemos esperar a ver con el paso del tiempo, los logros y transformaciones que consiguieron para Catalunya. 7 años en los que a pesar de la crisis se construían escuelas, hospitales y carreteras…

Y las últimas elecciones, las locales. En las que el mapa de Catalunya a nivel municipal ha quedado teñido de naranja (CiU). Y en aquellas poblaciones que no gano CiU, se han encargado de gobernar, pactando a cualquier precio. Con una única intención; dejar fuera de juego al PSC en el mayor número posible de municipios. Y para muestra ver lo que ha pasado en Òdena. (Este tema da para otro post)

Pero no es sobre las jugadas que permite la ley, si son limpias o no, aunque legales, sobre lo que quiero escribir. Quiero escribir sobre las preocupaciones que la sanidad pública está provocando en muchos de nosotros. De la angustia de pensar que no podrás enfermar en verano, porque no tendrás el ambulatorio abierto. De pensar que si tienes un accidente de tráfico y no hay suficientes ambulancias de guardia, deberás esperar, sea cual sea tu situación. De los recortes de camas en los hospitales. De los recortes en personal sanitario. De como vamos a sufrir l@s ciudadan@s todos estos recortes. Y sobretodo, de si somos conscientes del porqué de todo esto.

Porque está claro que la gente quería un cambio a nivel general. Está claro que la situación es atípica y nunca habíamos sufrido una crisis de esta envergadura. Y que solemos culpar al que esta en el poder, sea cual sea su color político, porque lo que queremos son soluciones… Y por eso pensamos que lo mejor es cambiar… Pero, ¿tenemos también claro lo que son políticas de izquierdas y que son políticas de derechas?. ¿Sabemos ver la manipulación de algunos medios de comunicación en la manera de dar noticias e información?. ¿Era la gente consciente de lo que significaba votar a un partido de derechas en medio de una crisis como la nuestra?. Sinceramente, creo que NO.

Estoy convencida de que los partidos de izquierdas no han sabido escuchar a la gente y no hemos sabido explicar el momento que estábamos pasando, las causas de esta crisis…. Y lo que significa recortar, pero manteniendo el estado del bienestar. No recortar en derechos, por los que durante tantos años nuestros padres y abuelos han luchado. Obviamente no lo hemos hecho bien.

Pero también estoy convencida de que mucha gente que quería un cambio y veía en CiU la solución a todos los problemas, ahora se pregunta qué esta pasando… y dónde están las sonrisas de la campaña “del canvi positiu”. Sonrisas que se convertirán en lágrimas para muchas familias, por los recortes en la sanidad pública, por los recortes en la educación pública, y por los recortes que vendrán, siempre desfavoreciendo al que menos tiene. Pero sonrisas que seguiremos viendo en aquellos que, por heredar un millón de euros, no pagaran nada del impuesto de sucesiones. Los números no engañan, y si ahora recortan 1.000 millones de euros en la sanidad pública, que nos expliquen como justifican que dejemos de ingresar más de 600 millones de euros por la eliminación de este impuesto, ¡solo en 2011!.

Tenemos un problema de desinterés general en la política, y tenemos un problema generado y alimentado por algunos medios de comunicación, que poco a poco han ayudado a que la mayoría de ciudadan@s no quieran saber nada de política, y además piensen que tod@s los polític@s somos iguales. La situación, ya es de por si bastante desoladora, pero además alimentan la desafección, siendo muy conscientes, de que esto solo favorecerá a la derecha más rancia de este país. La peor consecuencia de todo esto ya la estamos sufriendo. Aquellos que debían salvarnos de la crisis, tanto a nivel autonómico, como a nivel municipal, lo que están haciendo es recortar en derechos sociales y favorecer a los que más tienen. Consecuencias que tod@s pagaremos, porque esto no ha hecho más que empezar.